loader image

Computación forense, la búsqueda de la evidencia en el mundo digital.

Las ciencias forenses agrupan un amplio número de disciplinas, las cuales se especializan según su campo de acción y se fundamentan en diferentes técnicas, metodologías y estudios. Algunas son muy conocidas como la medicina forense, la biología forense, la psicología forense entre otras, todas ellas enfocadas como en sus principios en encontrar, analizar y sustentar las causas o elementos relacionados con un evento determinado, con base en principios científicos que permiten realizar la reconstrucción de los hechos.

Aunque la computación tuvo sus inicios alrededor de los años 50, fue hasta la década de los 80s con el auge de las computadoras personales, que se dio inicio al concepto de análisis de informática y equipos de respuesta que fue creado por el FBI en los estados unidos y que posteriormente daría inicio al concepto de “Informática o computación forense”, cuyo objetivo era analizar los escenarios en donde la información procesada en computadoras podría ser relevante dentro de un proceso de investigación.

si bien la computación forense nace como el conjunto de prácticas de tipo técnico y científico para el análisis de medios electrónicos y computadoras, su esencia radica en el valor de los datos y como estos podrían dar respuesta a interrogantes como qué?, cuando? y  cómo?, con el fin de determinar las acciones llevadas a cabo por un individuo o por aplicaciones y sistemas de información, a este concepto se le conoce como “Evidencia digital”

La evidencia digital es el santo grial en la computación forense, por lo tanto, su búsqueda y manipulación debe realizarse utilizando métodos de alto rigor técnico y científico, ya que cualquier alteración o manipulación indebida podría comprometer características vitales de su esencia como su veracidad e integridad y por lo tanto afectar la decisión de quien debe aceptarla o no como una prueba rompiendo de esta forma su característica más importante, “La admisibilidad”.

La alteración de la evidencia digital puede ocurrir de forma voluntaria por quien desea eliminar una prueba o información que lo incrimine o a causa de factores externos, …. pero es posible eliminar datos sin dejar rastro?, la información puede simplemente perderse y por lo tanto evitar que un investigador forense digital pueda restaurarla?

En la actualidad la computación forense se ha convertido en una de las principales herramientas dentro de la respuesta a las amenazas emergentes y los incidentes que por ellas se generan, organizaciones del sector defensa, cuerpos policiales y judiciales e incluso en entornos corporativos la utilizan como una medida de reacción ante posibles riesgos digitales como Ciberataques, fraudes, robo de información y violación a la privacidad entre otros, no obstante también se considera una forma de analizar e investigar proactivamente situaciones que puedan conducir a estos riesgos antes de que ocurran y no solamente en la fase post-mortem.

Con seguridad ni siquiera en el mundo de ficción de Sherlock Holmes se imaginó un escenario con tantos avances en el entorno de la investigación criminal y de cómo el auge de la tecnología nos conduciría a fundamentar el veredicto de un juez en elementos digitales, sin embargo aún estamos en proceso de evolución de las ciencias forenses digitales y en poco tiempo tendremos nuevos paradigmas asociados con temas tan importantes como el Blockchain, la inteligencia artificial, el internet de las cosas o la computación en la nube, pero sin duda la computación forense es y seguirá siendo parte del desarrollo tecnológico y de la transformación digital.

Fuente: Arthuz Diaz, Producción realizada por N45 NOTICIAS

14 / 07 / 2021

Tambien te podría interesar:

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 1 =